lunes, 9 de marzo de 2009

LA MEJOR ÚLTIMA PÁGINA DE LA HISTORIA DE LA LITERATURA

Para que nadie se me enfade, aviso desde el principio: esta entrada es tramposa. Su contenido no coincide –casi nada- con el grandilocuente título que la encabeza.

Pero tiene motivo. Cuando hace un par de semanas publiqué mi opinión sobre OTRA VUELTA DE TUERCA, dije que en algún sitio había leído que ese relato tenía LA MEJOR ÚLTIMA PÁGINA DE LA HISTORIA DE LA LITERATURA; también decía entonces que, por desgracia, yo no la había encontrado. A partir de ahí se hicieron algunos comentarios, y me vinieron a la cabeza un par de títulos con buenos finales. Valientemente –o quizá imprudentemente- anuncié esta entrada, pensando que alguno más se me ocurriría. Pero de eso nada: ni uno más que valga la pena citar.

Los títulos eran EXPIACIÓN, de IAN McEWAN, que tiene un final de esos que dan voltereta –muchos lo habréis leído- y EL SUEÑO DE VENECIA, de PALOMA DÍAZ-MAS. Y es precisamente a ella a quien quería dedicar esta entrada, porque me parece una escritora de las que conviene conocer y seguir. No diré mucho, porque no he leído nada suyo recientemente y prefiero escribir en caliente, pero no me resisto a –por lo menos- citarla en selecciónARTE.

EL SUEÑO DE VENECIA me entusiasmó: al hilo de la historia de un cuadro en varias épocas de la historia de España, nos hace ver cómo se reinterpreta la historia, cómo lo real parece ficción y la ficción parece realidad (¿Quién se puede creer que exista una ciudad en Italia edificada sobre el mar?); y no cualquier realidad, por cierto. El final –una crítica de especialista al cuadro redescubierto y recién restaurado-, resulta irónico e ingenioso. Aunque seguro que no es el mejor final del mundo, es de los que están muy bien conseguidos.




LA TIERRA FÉRTIL me pareció brillante: duro, ambiguo en algunas situaciones, pero desde luego brillante.


UNA CIUDAD LLAMADA EUGENIO es divertido y muy fresco, un poco como LA TESIS DE NANCY, pero al revés: la visión de una estudiante universitaria española del estilo de vida americano.




Y por último (en mi orden de lectura, y también de publicación), COMO UN LIBRO CERRADO. No es novela -se trata de sus recuerdos de niña, aquellos que configuraron su afición por la escritura- y tiene gran interés: sugerente, evocador y bastante perspicaz.



Esto es todo lo que he leído nada más de PALOMA DÍAZ-MAS –no es poco- y recomiendo vivamente a esta autora; eso sí, si alguien se anima que no empiece por LA TIERRA FÉRTIL ...

Y después de este comentario, acabo preguntando a la blogosfera ¿Alguien puede aportar ideas para descubrir LA MEJOR ÚLTIMA PÁGINA DE LA HISTORIA DE LA LITERATURA? (¡Ahí queda eso!)

2 comentarios:

Ion dijo...

Siento no poder aportar nada sobre la mejor última página. Pero sí que puedo apoyar tu elogio a Paloma, concretamente al El sueño de Venecia: ¨me entusiasmó¨, esa es la expresión.

xGaztelu dijo...

ION, me alegra coincidir contigo (también) en el entusiasmo por EL SUEÑO DE VENECIA: veremos qué es lo próximo que publica DÍAZ-MAS, porque supongo que “ya toca”.


xG