lunes, 28 de abril de 2008

OTTO DIX, EN EL THYSSEN

Mucho ruido y pocas nueces ...