martes, 22 de abril de 2008

BUENAS INTENCIONES



Nunca he sabido si poner en marcha un blog es una buena idea, o no lo es. Cualquiera intuye con facilidad que roba cabeza y exige atención, como los Tamagochi. No tuve (me cogieron muy mayor), pero parece que su dueño no se podía olvidar del cacharro: si lo dejaba, poco a poco languidecía, hasta morir. A selecciónARTE le pasa lo mismo: para que no languidezca y muera hay que dedicarle trabajo, imaginación, ingenio, tiempo ... y cuando no tienes mucho, no te arrancas. Como Scarlett O’hara, te repites: ¡ya lo pensaré mañana!

Los días-semanas-meses-años van pasando, y de vez en vez caes en la cuenta de la pena que es no haber dejado reseña de la visita a Vaals, sorprendente; o de la impresión que causa recorrer la Villa Saboya, ese dentro-fuera tan difícil de explicar; o las cosas que te dice, desde su marco, La niña de la perla; o de aquel traje de novia cortado por Pedro Rodríguez, tan limpio, tan recto, tan sabio, tan bonito; o ...

Son muchas cosas para no olvidar, para compartir, para comentar, para enseñar a ver o para descubrir que no todos ven las cosas como uno las ve. Y por eso selecciónARTE: comprobaremos si languidece, o por el contrario crece y
nos va recordando, con el paso del tiempo, lo bueno y lo malo que somos capaces de crear.

1 comentario:

maribel dijo...

En tu segundo cumple he querido venir al inicio, sí ya se que este es tu segundo post;
Gracias por tomar la decisión de compartir tus visitas, visiones. cuántos códigos comunes encuentro en esta declaración de intenciones. Qué suerte habernos encontrado-conectado.
Y descuida, Seleccionarte no languidece. Por cierto, una curiosidad, aclarado lo del cuadro de tu perfil, ¿cuál fué la primera cabecera?
Un abrazao ;-)