lunes, 28 de abril de 2008

MODIGLIANI, EN EL THYSSEN Y ALHAJAS



Visité las dos sedes de la exposición de MODIGLIANI. Me ha parecido muy interesante. Tiene lo que debería tener cualquier buena exposición individual (aparte dejo las colectivas y las temáticas): el empeño –en este caso conseguido- para CONTEXTUALIZAR la obra del artista y su desarrollo y su evolución. Descubrir el camino que convierte al artesano en artista, el recorrido que construye al genio.

En el THYSSEN la exposición se centra en las bases parisinas que configuran la pintura del italiano: las citas a los maestros; la omnipresencia de CEZANNE en MODIGLIANI; la portentosa influencia del arte de África, que simplifica y estiliza (magníficas sus dos cabezas de piedra). Y los retratos, y los desnudos, tan sintéticos y a la vez tan poderosos.

La FUNDACIÓN CAJA MADRID se centra más en desarrollos paralelos: lo qué hace su entorno, el resto, sus amigos. Una grata sorpresa ha sido el descubrimiento de FUOJITA.

No describo con detalle qué se puede ver en la exposición, porque para eso ya está el catálogo, el programa, la página en la red... Para el que quiera preparar la visita, se la vaya a perder por exigencias inexcusables, o pretenda saber más:
http://www.museothyssen.org/thyssen/exposiciones/WebExposiciones/2008/modigliani/