miércoles, 23 de abril de 2008

GUMIEL DE IZAN, BURGOS


A pocos kilómetros de Burgos hay un sitio sorprendente. GUMIEL DE IZAN. Te acercas por un una carretera con poco interés, por un paisaje que no dice mucho. Y encuentras un pueblo-pueblo (al menos para los que somos de ciudad). Se nota, eso sí, interés por cuidarlo -algunas casas tienen las fachadas restauradas, los rótulos con los nombres de las calles parecen actualizados- que sugiere que se saben con algo que vale la pena. Y al llegar a la plaza lo descubres: la IGLESIA DE SANTA MARÍA .

Todos hemos visto edificios mejores –mucho mejores- pero este sorprende: quizá por el entorno, quizá por la propia fábrica, quizá por el retablo, quizá porque es lo último que te esperas ... Me pareció que GUMIEL no da para más, pero sólo la iglesia merece el viaje. Vale la pena escaparse un fin de semana a visitarla. Y aprovechar la salida para repasar LERMA, CALERUEGA , SAN PEDRO DE ARLANZA y SANTO DOMINGO DE SILOS, que quedan también a mano.