martes, 16 de marzo de 2010

EL EDIFICIO de TELEFÓNICA en la GRAN VÍA de MADRID

En nuestro recorrido por la GRAN VÍA llegamos hoy a la RED DE SAN LUIS, que tiene como principal protagonista el EDIFICIO de TELEFÓNICA. Ocupa el número 28 de la avenida, con vuelta a las calles de Fuencarral y de Valverde.


La historia del proyecto tiene cierto interés: en un primer momento en el número 28 de la GV se previó un edificio para los GRANDES ALMACENES VICTORIA, pero finalmente Telefónica se hizo con ese solar. La recién creada CTNE era una filial de la americana ITT, y comenzó a dar servicio a los madrileños en otro inmueble de la GV que ya hemos citado en selecciónARTE, la CASA GIRALT, un edificio ecléctico situado en el número 5. La empresa encargó el anteproyecto de su nueva sede a JUAN MOYA, arquitecto del que también hemos hablado al comentar la CASA DEL CURA DE LA IGLESIA DE SAN JOSÉ: como se recordará, allí MOYA utilizaba un lenguaje completamente neobarroco, y para la nueva sede de Telefónica propuso algo similar. La empresa ITT no se mostró nada conforme, porque buscaba algo mucho más “actual”: estamos en 1925, y la sensibilidad arquitectónica ha variado notablemente. Surgieron tensiones entre el arquitecto y la propiedad, y finalmente MOYA abandona y le sustituye IGNACIO DE CÁRDENAS PASTOR, alumno y –en los primeros pasos de este proyecto, cuando todavía el edificio es barroco- también colaborador de MOYA. A partir de aquí la historia presenta dos versiones: algunas fuentes señalan que los planos vinieron directamente de Estados Unidos, y que CÁRDENAS simplemente los españolizó un poco. Otras (incluida la del propio CÁRDENAS) dicen casi lo contrario: que de Estados Unidos vino un proyecto historicista, y en Madrid se le dio un aire mucho más adecuado a su tiempo. Siguiendo la versión del arquitecto de nuestro edificio, efectivamente CÁRDENAS trabajó el nuevo anteproyecto en Nueva York con el estadounidense LOUIS S. WEEKS, arquitecto de la ITT; y parece que WEEKS se empeñó en construir con un lenguaje también historicista: neo-renacentista en esta segunda ocasión ... Cuenta CÁRDENAS que cuando regresa a Madrid “actualiza” el proyecto y lo convierte en edificio funcional como los que entonces se estaban haciendo en Manhattan (el CHRISLER es de 1928 y el EMPIRE STATE es de 1932), aunque no termina de renunciar el lenguaje que entienden los Madrileños del momento e introduce, en los puntos más singulares, remates y decoración de la gramática barroca. Me resulta difícil precisar cuál de estas dos versiones es la verdadera, pero tengo la sensación de que la versión de CÁRDENAS es poco sostenible: resulta extraño que allí hagan lo de aquí (proyectar en USA un edificio renacentista) y en cambio aquí rehagan las cosas a la manera de allí (proyectar en Madrid un edifico funcionalista) ... Sea cual sea la historia del proyecto, es fácil imaginar la singularidad de la solución adoptada por CÁRDENAS provocó un buen número de comentarios y críticas.

La obra arranca el 12 de octubre de 1926 y, aunque no está completamente acabado, se inaugura el 1 de enero de 1930. Antes, el 13 de octubre de 1928 el rey ALFONSO XIII visitó el edificio con motivo de la inauguración de la primera comunicación telefónica con los Estados Unidos mediante una conversación con el Presidente CALVIN COOLIDGE, de lo que queda constancia fotográfica (de la visita, que no de la llamada).


Con la llegada de la Guerra civil, la altura del EDIFICIO de TELEFÓNICA lo convierte en un objetivo completamente apetecible, y sufre los bombardeos de los nacionales. Como se puede ver en algunas fotografías, las ventanas del edificio se tapiaron y en los bajos se colocó una enorme barricada de sacos terreros para proteger la entrada. La GV se conocía entonces como la Avenida de los Obuses o la Avenida del quince y medio por los proyectiles que lanzaban los nacionales tratando de hacer blanco en el observatorio militar que los republicanos habían instalado en la parte más alta del edificio.


Acabada la guerra el edificio se repara, pero no se acaba realmente hasta 1955, cuando se termina la parte de la calle de Fuencarral, que desde el inicio estaba ocupada por un edificio provisional de la propia Telefónica. En esa época CÁRDENAS está exiliado en París y, aunque se respeta su proyecto, él no llega a firmar los planos ni la dirección de obra.

El EDIFICIO de TELEFÓNICA es un edificio de catorce plantas (los de su entrono tenían y aún tienen siete u ocho) y sigue subiendo con el torreón que contiene el depósito de agua hasta alcanzar los 82 metros desde la acera. Además, dos sótanos por debajo de rasante. La estructura es metálica, recubierta de hormigón por normativa anti-incendios, lo que permitió una velocidad de construcción relativamente notable (aproximadamente tres años y tres meses, como ya hemos dicho). La fachada se resuelve con un alto zócalo de granito gris, y en el resto de las plantas piedra arenisca de Monóvar (Alicante), con su característico color terroso. Los huecos se reparten de manera tremendamente homogénea, y la mayoría de ellos se abren en el plano sin ningún tipo de decoración. Otros, los más singulares, como ya hemos señalado, están acompañados de complementos barrocos. Algunos autores llegan a hablar incluso detalles art-deco, en boga en esa época: yo he intentado buscar deco, pero no consigo dar con ese estilo. El torreón, que sí es completamente barroco, está presidido por el escudo del monarca entonces reinante, Alfonso XIII. La parte escultórica de la fachada la realiza ÁNGEL GARCÍA.


El vestíbulo y la planta baja del EDIFICIO de TELEFÓNICA están actualmente completamente desfigurados con la macro-tienda "Telefónica Flagship Store" que la macro-empresa propietaria a montado de manera bastante precaria en esa parte del edificio (lo que no quiere decir que la intervención no tenga interés: la escalera de luz tiene su gracia). Antes, cuando la sala de exposiciones estaba en planta baja y tenía acceso por la calle Fuencarral, se podía ver algo de ese rico y abigarrado interior; ahora sólo se intuye. Por cierto, hablando de salas de exposiciones no puedo dejar de decir (ya lo he comentado alguna vez en selecciónARTE) que la nueva sala de exposiciones de TELEFÓNICA en la tercera planta del edificio entrando por la calle de Valverde ha quedado muy discreta.

El EDIFICIO de TELEFÓNICA es, sin duda, otro de los hitos de la GRAN VÍA. Un edificio notable y emblemático, que también forma parte de ese catálogo popular de arquitectura madrileña. Quiso ser el edificio más alto de Madrid (lo fue hasta 1953, que le superó el EDIFICIO ESPAÑA) en la calle más moderna de Madrid, la Avenida de Pi i Margall, el Bulevar. Durante unos meses, pocos, incluso consiguió ser el edificio más alto de Europa. Como dato puramente anecdótico, hoy ocupa el puesto 16 entre los “rascacielos” de la ciudad, contado ya las cuatro flamantes torres de CUATRO TORRES BUSSINES AREA.

Para acabar, alguna cosa de la propia plaza, la RED de SAN LUIS. Ya hemos comentado en selecciónARTE el EDIFICIO DEL NÚMERO 26 cuando hablamos de los NEOS, y en esa misma entrada se citaba el EDIFICIO de VIVIENDAS del número 21, neobarroco, obra de JULIO MARTÍNEZ ZAPATA construida entre 1915 y 1917. Además, vale la pena mencionar el antiguo HOTEL METROPOLITANO, en el número 23 con vuelta a la RED de SAN LUIS. Obra de VICENTE AGUSTÍ y JOSÉ ESPELIÚS realizada entre 1918 y 1923, aún se resuelve con lenguaje ecléctico. Como a tantos otros edificios de la GV le falta el remate superior que coronaba el esquinazo curvo, y tiene una estupenda marquesina de espejo y acero que en su día protegía el escapare y la entrada de la conocida joyería Aleixandre y hoy nos protege al entrar en un McDonadls (así es la vida ...). También decir que en la RED de SAN LUIS primero estuvo la FUENTE DE LOS GALAPAGOS (se ve en alguna fotografía de 1890) que hoy está en la PLAZA DE NICARAGUA del PARQUE DEL RETIRO (la esquina del estanque más próxima la Puerta de Alcalá), y después el interesante acceso al metro que construyó entre 1918 y 1919 ANTONIO PALACIOS -hablaremos de este arquitecto otra vez el mes que viene- y que ahora se encuentra, reconstruido, en PORRIÑO, su localidad natal.

Hasta el viernes pasado, la entrada sobre el EDIFICIO de TELEFÓNICA acababa con el párrafo anterior. Pero han pasado cosas que conviene comentar, y que me llevan a añadir un comentario final: LOQUE organizo un ... digamos FIN DE SEMANA CULTURAL-BLOGERO. Tuvimos la suerte de vernos, en muchos casos de conocernos, de hablar de lo que nos interesa a todos, de lo que contamos en nuestros blogs, de disfrutar de una exposición de MONET en el THYSSEN y en la CASA DE LAS ALHAJAS que resultó más que interesante (supongo que algo diré un día se estos), de pasear por Madrid y recorrer la Gran Vía -los dos días han sido radiantes- de ver el EDIFICIO de TELEFÓNICA en directo, y de comer estupendamente. Por eso quería daros las gracias a todos (quizá sea más ajustado decir a todas, porque estábamos en franca minoría): por la acertada y ajustadísima organización; por la conversación interesante y amena; por las explicaciones expertísimas sobre MONET ... ¡Y, como no, por aguantarme mientras hablaba durante un buen rato!

10 comentarios:

julio querol cañas dijo...

Me parece muy interesante todo lo que cuentas.

Gracias por contarlo.

Saludos y saludos

Mertxe dijo...

Por lo que he leído por ahí, todos los asistentes a la Kedada estuvieron "encantadas(/o)" con tus explicaciones de la Gran Vía. Me hubiera gustado haber hecho el paseo con vosotros y más después de leer esta entrada sobre el edificio de Telefónica.
Con las explicaciones de Maribel y con las tuyas disfrute de la visita a la exposición de Monet y sobre todo de vuestra compañía. Gracias.

Saludos.
Mertxe

Isi dijo...

Yo también disfruté mucho... Y claro, ahora ya me sé todo eso que has contado del edificio Telefónica, que no tiene ningún secreto para mí ;)

lammermoor dijo...

Aquí resulta completamente cierto lo de "pocos pero buenos".
Fue un placer y una suerte escuchar tus explicaciones en vivo.
Esperemos que haya otros encuentros bloguero-culturales y que te animes a dedicarle una entrada a la exposición de Monet.

xGaztelu dijo...

JULIO, me alegra que te interese. Yo, ya lo sabéis, lo paso estupendamente preparando esas entradas, y también aprendo mucho.

MERTXE, no soy objetivo (nunca es bueno ser juez y parte), pero creo que el paseo sí resultó entretenido; y de la exposición, creo que a quien de verdad hay que agradecer los comentarios –interesantísimos- es a MARIBEL: es sabia! Estoy escribiendo una entrada sobre esa visita.

ISI, tú ya eres una auténtica experta! (en la próxima ocasión puedes ser nuestro guía ...)

LAMMERMOOR, ya ves lo que le digo a MERTXE: estoy dándole forma a esa entrada (cada vez que pienso en la expo de MONET me parece mejor ...).

xG

loquemeahorro dijo...

¡Qué buena entrada! y como complemento a la vista del otro día, es perfecta.

Muchas gracias a tí por aceptar ser nuestro guía y hacerlo tan bien, con tanta claridad, temas interesantes y sin ser pesado en absoluto.

Fue un auténtico exitazo, y un privilegio, porque la mayoría de la gente, conoce el centro de Madrid, pero no lo aprecia ni lo conoce.
Y aunque haya mucho que leer al respecto, nunca va a acceder a algo así. Ya lo dijo Teresa: Hiciste que los edificios parecieran nuevos para nosotros.

Y sobre todo ¡¡gracias por llevarme la bolsa de los quesos!! :-)

xGaztelu dijo...

LOQUE, es verdad que no es lo mismo leer sobre algo que uno no conoce que leer sobre algo que uno acaba de ver. Creo que lo que digo complementa la visita, y la lectura es más sencilla con la imagen del edifico fresquita en la cabeza.

Por otro lado, me parece que con estos agradecimientos ya podemos dar por acabada la espiral de pues-anda-que-tú-,-lo-bien-que-lo-hiciste! (aunque ahora que lo pienso, tengo otro escrito que publicaré en breve ...). Es verdad que lo pasamos bien y todo resultó entretenido.

Lo de los quesos ¡sin comentario!

xG

El Guisante Verde Project dijo...

Ahhh, así que no lo contaste todo... tenías material reservado para la entrada, ¿eh?... Jajajaja. Muchas gracias por la visita, fue estupenda.
Coincido en que la escalera interior tiene su gracia, pero poco más.
Y la fuente, mejor en su ubicación original, que por cierto, desconocía.
Saludos!

loquemeahorro dijo...

Sí, empezamos a parecernos a las folklóricas de antaño, cuando decían "Yo a Pepita la quiero muchísimo, y es una artista como la copa de un pino y ..."

Que pensabas "estas dos se deben odiar a muerte".

Pero lo siento, vamos a seguir con el peloteo por lo menos lo que queda de mes.

xGaztelu dijo...

GUISANTES, alguna cosa más tenía (uno siempre tiene que tener un as en la manga, para no quedarse corto) pero tampoco mucho, la verdad. Y en cuanto a la fuente, como te puedes imaginar la plaza era completamente distinta, mucho más pequeña y controlada ... La fuente estaba muy bien proporcionada, o al menos eso parece en las fotos.

Ah!, esas entrañables folclóricas que se odian con tantísimo cariño ... LOQUE, te concedo lo de final de mes, pero ni un día más: así justifico que en entrada de hoy yo mismo me salto la regla.

xG