jueves, 8 de enero de 2009

ANTONIO TAPIES en la GALERÍA SOLEDAD LORENZO, de MADRID




Con motivo de los 85 años de TAPIES la GALERÍA SOLEDAD LORENZO ha organizado una exposición con obra reciente del artista.

En un ambiente completamente neutro como es el de la galería (paredes blancas, vidrio opal y suelo claro en hormigón pulido) las obras de TAPIES cuelgan sin ninguna referencia: ni nombre, ni título, ni técnica, ni nada; únicamente los clásicos puntos rojos y verdes junto a algunos de los cuadros, muy discretos. Todo un poco para iniciados ...

Las obras, muchas de tamaño importante, resultan absolutamente reconocibles como TAPIES (la verdad es que todo TAPIES es muy TAPIES): los materiales, las texturas, los colores, la simbología; y, además, del TAPIES interesante, del atractivo, del bueno (¿o debo decir del que entiendo, y por lo tanto del que me gusta ver?). Algunos cuadros son de esos que se podrían estar mirando rato y rato, sin cansar.

Es verdad que uno tiene que saber a qué va (si no corre el riesgo de no entender casi nada), pero a poco que uno valore y disfrute con TAPIES, vale la pena acercarse. Se puede visitar hasta el próximo 17 de enero.

8 comentarios:

Bastian dijo...

Yo pienso que puedes decir "del bueno", siempre que sea bueno, porque creo que hay cosas buenas / malas / bellas / feas / verdaderas / falsas en sí mismas, independientemente de nuestra opinión sobre ellas. El problema en el arte es explicar por qué es bueno. Puedes decir que es bueno si se aproxima a un paradigma de bondad, pero aparece entonces el problema de cuál es el referente de la comparación: puesto que en este mundo los atributos son relativo ¿a qué o con qué comparas un cuadro de Tapies para decir que es bueno?; ¿con Velázquez o Goya? Creo que no. Puedes decir que es bueno por su técnica (aquí no puedo poner un ejemplo, porque no tengo ni pajolera idea de técnica pictórica).
Me parece que una buena aproximación es lo que añades después: "Algunos cuadros son de esos que se podrían estar mirando rato y rato, sin cansar". Creo que eso es una buena definición de la belleza: algo que se puede mirar sin descanso. Opino que al hablar de arte nos empeñamos demasiado en preguntarnos si es bueno/malo, cuando lo más lógico sería preguntarse si es bello o no.

Ana María Espinosa dijo...

Hola: He llegado a tu blog, buscando cuadros de Antonio Tapies y me ha parecido muy interesante.
¿Te importaría que te añadiera a mis enlaces en mi blog, (sidebar-encrucijadas.)
Me apasiona el arte en general, la pintura. Muchos de mis poemas nacen de la contemplación de un cuadro. Para mi forma de sentir el arte, si la simple contemplación me transmite algo especial, profundo, una especie de emoción interna, un resorte, algo nuevo y único que pueda expresar, eso es arte.

xGaztelu dijo...

BASTIAN, indudablemente la verdadera obra de arte tiene valor autónomo, por sí misma, independiente de la intención del creador (algún día deberíamos hablar de Duchamp) y del espectador. Hay obras buenas y malas, mejores y peores, incluso malas y muy malas.

El problema está, como dices, en la definición de bondad, y de belleza, que tanto tienen que ver. Coincido contigo en que la bondad entendida como calidad o valor artístico (no me refiero ahora a la bondad moral, aunque la relación entre bondad moral y calidad artística también tiene mucha miga) no es un asunto comparativo: no se pueden comparar, sin más y en absoluto, unos artistas con otros, para ver cuál es el Número Uno.

Creo, en cambio, que sí se pueden comparar aspectos parciales de artistas coetáneos, como sus técnica, sus temáticas, sus paletas, etc. Pero todos esos aspectos por si solos, siendo necesarios, no hacen Arte: cómo mucho, artesanía. El mejor copista de Leonardo que pueda existir podrá conseguir cuadros exactamente iguales a los de DaVinci, pero nunca será un genio: será un gran artesano.

Pienso que la cosa va más por el grado de verdad que tiene la obra de arte. Verdad entendida como manifestación verdadera de un sentimiento humano universal. Como la capacidad de expresar lo que llevamos dentro. Por eso tanto vale el arte figurativo como el abstracto: puedo expresar ideas de forma muy evidente (muy figurativa) o de forma tremendamente conceptual (muy abstracta); puedo necesitar expresar ideas bellas, o quizá estoy en un momento en el que lo que necesito expresar es triste y sale feo ¿O acaso no es Arte de primerísima calidad EL AQUELARRE de Goya? ¿Es bello, tal y como se entiende normalmente la belleza?.

Y por la misma razón, el puro formalismo sin intención ni “alma” (figurativo o abstracto, da igual) no es Arte, aunque consiga productos bonitos.

xG

xGaztelu dijo...

ANA MARÍA, encantado de que me añadas entre tus enlaces, y de que te haya gustado selecciónARTE. Ya ves que la entrada sobre TAPIES era bastante sencillita, pero esa exposición merecía quedar reflejada.

He echado un vistazo (rápido, esa es la verdad) a ECOS DEL COLUMPIO y también me ha parecido interesante: te seguiré.

xG

Bastian dijo...

xG: gracias por la dedicación. Creo que has apuntado varios temas que merecen un post y sobre los que me gustaría leer tus ideas. Gracias de nuevo.

xGaztelu dijo...

BASTIAN, mientras ayer escribía pensaba lo mismo que tú: esto, más que un comentario, debería ser un post; pero se me ocurren tantos temas que tocar, cosas que decir y preguntas que hacer, que tengo que pensar bien cómo hacerlo, para que no salga algo largo y aburridísimo, que además se pierda entre otras entradas “ordinarias” de selecciónARTE. Necesito investigar mejor las posibilidades que ofrece Blogger (cualquier sugerencia será bienvenida ...).

Gracias por tus comentarios,

XG

Alfaraz dijo...

A mi me gusta mucho casi todo Tapies y además, xGaztelu, creo que lo has explicado muy bien en el primer comentario.
No tiene sentido identificar con "buen arte" con el que es capaz de reflejar la realidad sin más. Para eso ya está la fotografía.
Además, cuando lo que se quiere repesentar no es algo físico sino -por ejemplo- la angustia ¿como lo hacemos?
Así empezaron las Vanguardias Históricas. Y yo creo que ahí es donde está Tapies.

.

xGaztelu dijo...

Eso es, ALFARAZ. ¿Qué pasa si para que se me entienda tengo que hablar a gritos? ¿Qué, si estoy triste o tengo un soberano cabreo? Si el arte es expresión del alma ...