viernes, 11 de septiembre de 2009

EDIFICIO CELOSÍA en SANCHINARRO, MADRID, de MVRDV y BLANCA LLEÓ














Los holandeses MVRDV, de nuevo en colaboración con BLANCA LLEÓ, acaban de terminar otro edifico en Madrid, muy próximo a su MIRADOR. Y es, de nuevo, un edificio singular. En este caso no tiene la fuerza icónica que apunté en su día para el MIRADOR, pero tiene el interés de la investigación.

Manteniendo la volumetría general prevista en Sanchinarro y la altura habitual de cualquiera de las manzanas, MVRDV indaga en cómo dar un espacio abierto a cada uno de las viviendas, un desahogo exterior, una posibilidad de patio y de vistas y de aire; busca cómo enriquecer la vivienda en altura, facilitándole alguna de las características habituales de las viviendas construidas sobre el terreno.

Para conseguirlo, el
EDIFICIO CELOSÍA está conformado por bloques macizos y espacios diáfanos alternados, como si de una construcción modular infantil se tratara: podemos imaginarlo formado por tarugos de madera de colores (en realidad son todos de hormigón visto y ventanas muy verticales) que se colocan ordenadamente para dejar, entre tarugo y tarugo, vacíos de relativo buen tamaño. En esos espacios vacíos de doble altura se organizan los accesos a las viviendas, como si de pequeñas plazas se tratara; a veces se entra directamente desde “la plaza”(viviendas situadas en las partes bajas de esa doble altura), otras veces a través de pasarelas (viviendas situadas en las zonas altas). Y en esas plazas, cuando el clima lo permita, los vecinos que viven “pared con pared” podrán hacer vida en común, al aire. Además, tienen el gran patio central como espacio comunitario principal, que gracias a los grandes y constantes huecos en el cerramiento perimetral (el propio edificio) no resulta un profundo y agobiante pozo. El experimento resulta muy interesante, y demuestra que hay muchas posibilidades para seguir mejorando la vivienda en altura.

Hasta aquí, el comentario teórico.

A partir de aquí cabe preguntarse si toda esa filosofía llegará a hacerse realidad: si las placitas llegarán a tener vida, si los vecinos las verán y las cuidarán de verdad como cosa suya, si los accesos al exterior en una ciudad con inviernos fríos como Madrid no acabará siendo una gaita, si el hormigón y las pasarelas metálicas envejecerán dignamente ... El proyecto del EDIFICIO CELOSÍA, sobre la mesa o descrito en una conferencia o explicado en una página web, resulta tremendamente atractivo, pero ¿lo será también para los vecinos que viven dentro? En selecciónARTE hemos hecho esta consideración más veces, porque al final el secreto de la buena arquitectura también está –y digo también porque no sólo- en la eficiencia de cara al usuario final, que se traduce entre otras cosas en habitabilidad, durabilidad y comodidad. Yo, por desgracia, en este caso tengo mis dudas, a pesar de lo atractivo que encuentro el planteamiento.

Una última consideración sobre la calidad de la construcción. Vaya por delante que el EDIFICIO CELOSÍA se engloba en el concepto de “vivienda social”, y por lo tanto necesariamente económica, y que no tuve ocasión de asomarme a ninguna vivienda –o mejor, sí la tuve pero no quise meterme a molestar donde no me llamaban- pero cuando uno accede al interior del edificio (patio, portales, escaleras, pasarelas exteriores), la sensación de escasa calidad es notable: una pena. Una idea arriesgada con mala cara puede resultar difícil de entender para el gran público; y si encima está completamente resuelta en hormigón visto, no te cuento ...

EDIFICIO CELOSÍA. Avenida de Francisco Pi i Margall c/v Calle de Isabel Clara Eugenia c/v Calle del Alcalde Henche de la Plata c/v Calle del Alcalde Aristizábal Manchón. 28050 Sanchinarro, MADRID.

18 comentarios:

Alfaraz dijo...

Pues a mí me ha gustado bastante, y creo que ha sido porque me recuerda bastante al edificio de viviendas sociales de la calle Méndez Álvaro creo que en el número 15, que me parece que es de Javier Carvajal.
Vaya cúmulo de inseguridades las mías, por cierto.

.

xGaztelu dijo...

ALAFARAZ, a mi también me ha gustado el edificio CELOSÍA, y me encantaría que, además, funcionase.

No conozco lo que dices de la calle Méndez Álvaro, pero procuraré ir corriendo a verlo. Precisamente el CELOSÍA me trajo a la cabeza un proyecto que JAVIER CARVAJAL nos propuso estando yo en la escuela, para investigar las posibilidades de la vivienda en altura. Recuerdo que mi primera propuesta eran viviendas en forma de “Y” –más o menos “Y”- apiladas unas encima de otras y colocadas de tal manera que iban dejando grandes terrazas jardín en uno de los brazos de las “Y”: el efecto también era de macizos y vanos, aunque mi solución era más serpenteante, menos compacta que la de los holandeses (comparar un proyecto de estudiante con el suyo es un poco fuerte, pero vaya ...). Por desgracia, nuestra investigación se torció hacia soluciones más convencionales y acabó en unas viviendas de lo más estándar.

xG

Alfaraz dijo...

Hoy he pasado por Méndez Álvaro y resulta que el edificio al que me refiero está en el nº 26. Espero pasar con tiempo y hacer unas fotos

Estaría bien poner por aquí algún proyecto personal de arquitectuta. Vamos, es una idea.

.

xGaztelu dijo...

ALFARAZ, gracias por el dato: después de mirar en un plano sospechaba que debería ser número par, que es el lado de la calle donde hay vivienda nueva. Sobre la otra sugerencia ... es una idea.

xG

Eva dijo...

Yo no entiendo de arte ni de arquitectura pero entiendo de la casa en la que vivo desde hace tres meses, esto es. el dichoco edificio celosia. No voy a entrar en el tema de si el edificio es estéticamente correcto o no. Pero creo que cuando se hace un proyecto no sólo se tiene que buscar que sea bonito o llamativo sino que sea acorde con el fin para el que se va a crear y os aseguro que Blanca Lleó no pensó en que lo que estaba haciendo era un edificio de viviendas. Dejando a parte las calidades (que creo que es algo que la arquitecta no controla): la estructura de hormigón hace que la impermeabilización del edificio sea más que deficiente (hay goteras desde el último piso hasta el primero), las famosas "habitaciones interiores" o terracitas a la entrada de las casas se inundan cada vez que llueve y hacen que las casa sean inseguras 100% y el que el edificio no tenga el perímetro cerrado hace que cuando te levantas un domingo por la mañana y abres la ventana te encuentras a dos autocares de japoneses haciéndote fotos. Todo comodidades. El edificio será muy especial pero desde luego no ha cumplido con la finalidad para la que estaba destinado: crear espacio para vivir.

xGaztelu dijo...

EVA, gracias por tu aportación de primera mano. La verdad es que siento lo que dices, porque me hubiera gustado que la “arquitectura de interés” además fuera “buena arquitectura”, de esa que sirve para lo que se pensó: para vivir cómodamente. Pero ya has leído en mi entrada que tenía serias sospechas de que eso no pasaba, y tu comentario no hace más que confirmarlas de manera rotunda.

Y encima los vecinos tendréis que soportar de vez en cuando arquitectos que –como yo en su día- se meten por todos los sitios a dar la lata: ya nos perdonaréis ...

xG

María dijo...

Hola, yo soy otra inquilina de las vividiendas, únicamente quería comentar que será todo lo bonito e interesante que querais, pero el edificio se cae, las viviendas están inundandose, los patios en altura no están bien impermeabilizados y las juntas de dilatación de las paredes lo mismo, con lo que casi todos los vecinos, por no decir todos, tenemos serios problemas de goteras que nadie quiere arreglar. El sistema de calefacción ha habido que cambiarlo entero, los acabados y las calidades son malas no, peores, en resumen que lo que comenzó como una bonita ilusión de vivienda nueva, se ha convertido en una horrible pesadilla, ni los peritos de los seguros se creen que la casa tenga únicamente 4 meses (desde la entrega de llaves).

Saludos

xGaztelu dijo...

MARÍA, ya lo dije en mi entrada, lo repetí al contestar el comentario de EVA y lo digo ahora de nuevo: me parece que si las cosas son como contáis los que vivís en el CELOSÍA –y seguro que lo son, no vais a mentirnos- se trata de un rotundo fracaso del equipo de arquitectos. No sé quién ha llevado la dirección de obra –supongo que Blanca LLEÓ, que es la que estaba más a mano- pero hay que ponerle un cero. La buena arquitectura –y empiezo a repetirme más que el ajo- no sólo debe ser interesante en planos o en conferencias: hay que construirla bien, y debe servir para vivir dentro. Si no, hablemos de escultura o hablemos de chapuza, que parece que es lo más ajustado para este caso. No sabes cuanto lo siento (y lo digo de verdad: por vosotros y por la arquitectura).

Gracias por tu comentario,

xG

JJan dijo...

algien me podria ayudar a conseguir planos interiores del edificio Celosia, quiero saber como son las distruciones de los ambientes, lo necesito para analisar para un curso... porfa.......... gracias

xGaztelu dijo...

JJAN, no es fácil, o al menos yo no sé dónde encontrar ese material. Lo que colgué lo puedes ver con facilidad en la web (por ejemplo en http://www.pbase.com/jcidon/mvrdv), pero no es demasiado.

xG

Aitor Calero García dijo...

Hola respecto al edificio Celosía he hecho una entrada en mi blog. Los locales comerciales yo no sirven para nada :(

xGaztelu dijo...

AITOR, bienvenido a selecciónARTE, y gracias por el enlace. Copio el comentario que he dejado en 1C11:

Tratas un tema apasionante –al menos para los que somos “del gremio”- y realmente complicado: quienes proyectan esos PAUs son profesionales que saben lo que hacen, e intentan dar buenas soluciones a problemas reales. Pero el paso de la teoría a la realidad no es fácil –tú lo explicas muy bien en tu entrada- y no siempre se consigue "en el barrio" lo que uno previó "en el tablero" (es una forma de hablar: ahora la mayoría de los tableros son ordenadores). Fíjate que los mismos argumentos que usas en contra de Sanchinarro otro los podrían utilizar a su favor, e incluso alguno de los motivos que “atacas” (la situación y falta de locales comerciales) tú mismo acabas diciendo que sucede en la casa ideal de la que hablas al final del post. En cualquier caso, estoy contigo en que hay que pegarse un poco más al terreno, y huir como de la peste de la teoría pura y dura: cualquiera sabe que es muy bonito pensar en plazas transitables y espacios comunes abiertos a todos, pero también sabemos todos que a nadie le gusta que entren desconocidos en su casa y hagan botellón debajo de la ventana. En definitiva, que al proyectar hay que tener dos dedos de frente!

Me ha gustado 1C11.

xG

Juan Carlos Medina dijo...

Soy pareja de una propietaria del edificio Celosia. Queria decirle a la arquitecta Blanca Lleo, esa que realiza tan pomposos comentarios sobre el engendro que ha proyectado, que un edificio debe enamorar a sus inquilinos y no hacerles caer en depresion. Por otro lado, no se señora si practica usted el exhibicionismo o es ferviente seguidora de Gran Hermano, pero a nosotros nos gustaria mantener la privacidad. Imagino que usted disfrutara de grandes espacios en su vivienda, donde posiblemente usted pueda exhibir otras facetas de su talento artistico. En nuestras casas, esos espacios inutiles con los que usted nos ha obsequiado, tambien nos gustaria aprovecharlos, eso si para nuestra anodina vida, tan alejada de la talentosa suya. Por ultimo, tambien nos gustaria tener eso que llaman un techo para cobijarnos, pues en el interior de nuestra casa hay que ir con paraguas en los dias lluviosos. Si tiene usted, señora arquitecta, un poco de decencia, solucione los problemas.

xGaztelu dijo...

JUAN CARLOS, no creo que por este canal consigas que BLANCA LLEÓ reciba tus quejas, pero tampoco me parece mal que aproveches todas las posibilidades para difundirlas.

Si el edificio no funciona conceptualmente -los comentarios sobre la falta de intimidad, o los espacios mal concebidos- es mala cosa, pero son problemas que tienen poca solución para sus habitantes (aunque también es verdad que ellos mismos los podrían haber evitado comprando la casa en otro sitio ...). En cambio, que no funcione técnicamente -no sé qué quiere decir eso de que "llueve dentro"- es imperdonable.

xG

Anónimo dijo...

hola, muy bien tu blog, me pregunto ¿qué fuente has utilizado para las fotos?
gracias

xGaztelu dijo...

ANÓNIMO, gracias por tu comentario. La gran mayoría de las fotos del blog son mías, y cuando uso otras fuentes procuro decirlo. En el caso del EDIFICIO CELOSÍA hice yo las fotos. Los planos los encontré en la red ...

xG 

Raúl Casaseca dijo...

Creo que este edifico, dejando aparte los problemas de ejecución de la obra (acabados pésimos, problemas de asilamiento, etc) es el diseño de las viviendas y sus paredes de hormigón. Colgar un cuadro se covierte en estas casas en un gran problema, ya que tienes que tener un taladro con martillo percutor.
lo segundo peor es que las viviendas, por lo menos en mi caso, tiene un cuarto que es demasiado estrecho y con todas las paredes que dan a la calle con ventanas tipo puerta, por lo que no te queda más narices que bloquear alguna para poder amueblar la habitación.
desde luego que la arquitecta no ha pensado en como puede vivir una familia dentro de esta vivienda y sí en ganar muchos premios.
Por último, sólo reseñar que el baño es lo peor diseñado que he visto para poder cambiar su distribución. Desagüe del lavabo metido directamente en el suelo y paredes y suelos de hormigón que complican cualquier cambio de distribución.
el bote sinfónico, para que haga más bonito, en la mitad del cuarto de baño.
Dejando todo esto al margén, la casa tiene muy buenas vistas. ;-)

xGaztelu dijo...

Ya se ve, RAÚL, que muchos de los que vivís en el edificio CELOSÍA estáis descontentos con él. Una pena, y un buen aviso para los arquitectos (los de este edificio, y los de cualquier edificio): no vale todo! Hay que pensar en el usuario, para que disfrute de su casa y no para que la sufra ...

xG