jueves, 16 de febrero de 2012

LA ORDEN DEL TOISÓN DE ORO Y SUS SOBERANOS + HISTORIAS SAGRADAS: DOS EXPOSICIONES en MADRID

Recientemente he visitado dos exposiciones: de una esperaba mucho y no encontré demasiado. De la otra no esperaba casi nada, y eso fue lo que encontré.
La primera es LA ORDEN DEL TOISÓN DE ORO Y SUS SOBERANOS, que se puede visitar hasta el 11 de marzo en la FUNDACIÓN CARLOS DE AMBERES. Me apetecía mucho: guardo un recuerdo magnífico de lo que vi en el TESORO DEL HOFBURG de VIENA sobre la Orden del Toisón, que me impactó enormemente, y esperaba algo similar. La realidad es otra: nos muestran (y a partir de aquí cito a la propia Fundación) Collares del rey de España y del Duque de Wellington, obras de maestros como Cranach, Velázquez, Rubens, Carreño de Miranda, Pantoja de la Cruz, Goya y la célebre pintora renacentista Sofonisba Anguissola, esculturas de Pompeo y Leone Leoni, tapices, códices, y armaduras de caballeros procedentes de las mejores armerías de Europa (la Imperial de Viena y la Real de Madrid)… La Fundación Carlos de Amberes presenta un recorrido artístico que descubre la historia y las tradiciones de la orden de caballería de mayor prestigio y exclusividad en la historia de Europa: la Orden del Toisón de Oro (Brujas, 1430), cuyo Jefe y Soberano es el Rey de España, en la actualidad S.M. el rey Juan Carlos I. Todo esto está, es verdad, pero sólo eso y en pequeñas dosis: nada que ver con Viena.


La segunda es HISTORIAS SAGRADAS, PINTURAS RELIGIOSAS DE ARTISTAS ESPAÑOLES EN ROMA (1852-1864) EN EL MUSEO DEL PRADO. Ya el título da una pista de lo específica que es: en la sala LX del Museo podemos ver (y a partir de aquí cito de nuevo, ahora al PRADO) cinco de los mejores lienzos, recientemente restaurados, de artistas como Madrazo, Rosales, Alejo Vera y Domingo Valdivieso que alcanzaron enorme fama en su tiempo y que encaminaron el rumbo de este género desde el refinado purismo tardorromántico de raíz nazarena hacia el nuevo realismo pictórico. La selección de obras expuestas presenta, tras un laborioso trabajo de restauración, un exquisito conjunto de lienzos que tuvieron gran importancia no sólo en su tiempo, sino a lo largo de la segunda mitad del siglo XIX y el primer tercio del siglo XX. Mediante su exhibición en las mejores condiciones, en continuidad con la primera sala de Pintura de Historia, se les devuelve una visibilidad perdida ya que son obras prácticamente desconocidas no sólo para el público sino incluso para muchos historiadores. Y uno se dice a si mismo que cuando son obras desconocidas hasta para los expertos, mala cosa ... Lo mejor, el recorrido que hice a continuación por todas las salas de la pintura del XIX, que cada vez me interesa más.

Podía no haber dicho nada en selecciónARTE de estas dos muestras, pero pienso que cualquier exposición mínimamente razonable -ya sea generalista o tremendamente específica- tiene al menos un poco de interés. Estas dos lo tienen (siempre se aprende, siempre), y si uno tiene ocasión vale la pena acercarse (a la CARLOS DE AMBERES un martes, que es gratis …). Pero que nadie se inquiete si no llega a verlas: que sean más o menos interesantes no quiere decir, ni muchísimo menos, que sean imprescindibles.



6 comentarios:

loquemeahorro dijo...

Yo fui a la del Toisón de Oro, y los cuadros y esculturas, incluso los collares en sí, vale, aunque eran tan poquitos que no merecieron los 5 euros que yo sí pagué.

No sé... qué serían ¿10 cuadros en total? Aún así, bueno, muy breve pero vale.

Pero el video, ay madre, el video, no solo no servía para enterarte de (por ejemplo) en qué consiste su iconografía, o su historia.

Eso sí, casi salgo de ahí gritando vivas al rey de España.

Elena Rius dijo...

Será cosa de volver a Viena. Desde luego, si alguna vez lo hago no dejaré de ver la exposición que citas del Hofburg (¿o era puntual?)

Carol dijo...

Pues a mí me ha sido muy útil esta entrada, especialmente por la muestra del toisón y es que llevo un tiempo devanándome los sesos en si ir o no, y va a ser que no, yo tn he estado en el Hofburg, y ya veo que no tiene mucho sentido, especialmente con lo que se está empezando a mover otra vez el tema de las exposiciones, ARCO a la vuelta de la esquina... La del Prado, veremos, ahora la que me apetece mucho ver es la de MArc Chagall que me encanta. Un abrazo

xGaztelu dijo...

LOQUE, completamente de acuerdo: lo que hay no está mal, pero hay poco: y el vídeo, muy "real" ...

ELENA, lo que se ve en el tesoro del Hofburg pienso que forma parte de la expo permanente: todo el tesoro es impactante! Yo sí que estoy pensando seriamente volver a Viena (no sólo por el tesoro, claro).

CAROL, ayer estuve en ARCO. Supongo que algo diré, pero la primera valoración, regular. Y CHAGAL también me apece muchísimo.

xG

maribel dijo...

Anotado xGaztelu está bien que nos informes, y como dices siempre se aprende, compruebo que cada vez más son nuestras expectativas las que determinan el resultado. Me creaba curiosidad la del Toisón, claro que si la comparo con volver a Viena, al Hofburg, gana la capital recreada por Belloto, cómo no!
De ARCO, ya nos contarás.
Me llamaba más la atención conocer la obra de Arroyo en el Circulo de Bellas Artes... y en cuanto a Chagall, a ver si llego a tiempo.
Un abrazo ;-)

xGaztelu dijo...

MARIBEL, sobre las expectativas creo que cuanto menos jucio previo, mejor, pero no hay quien se las quite de encima, y son bastante definitivas: quieras o no, te hacen ver las cosas de una determinada manera. Y de verdad que llevaba algún tiempo pensando lo de Viena: estuve allí hace más de diez años y es una ciudad que me pareció fascinante; no sólo no me importaría volver, sino que está entre mis posibles destinos a corto plazo. De ARCO a ver si cuelgo algo mañana: he estado unos días trabajando fuera de Madrid y tengo cierto retraso bloggero (tengo pendientes más de 20 entradas en mi Reader, una vuestra ...).

Y sería una pena que os perdierais a CHAGALL.

xG