viernes, 27 de julio de 2012

LA PISCINA, de YOKO OGAWA


Otro libro brevísimo que se lee de un tirón y que tiene su encanto. La contraportada dice:

Aya es una adolescente cuyos padres dirigen un orfanato. Se siente desgraciada y sola, abandonada por sus progenitores, volcados en su misión. Su único placer consiste en acudir a escondidas todos los días a la piscina para espiar el cuerpo de Jun —un chico del orfanato— cuando efectúa sus saltos de trampolín… Este relato de una fascinación nos sumerge paulatinamente en una atmósfera mágica y perturbadora gracias a la descripción objetiva de la perversidad de unos seres inocentes y frágiles en busca de su propia identidad, divididos entre su deseo de pureza y de plenitud serena y su tendencia a la crueldad frente al otro.

LA PISCINA habla sobre la bondad y la no-bondad (decir maldad me parece exagerado), y me ha recordado aquello de los clásicos: todo lo que se recibe es recibido según el modo del recipiente. Para los buenos (Jun) todo es bueno, y para los no tan buenos (Aya) …

Muchos habréis leído LA FÓRMULA PREFERIDA DEL PROFESOR, de la misma autora y también publicada por FUNAMBULISTA: LA PISCINA no está tan conseguida, y no es propiamente una novela sino un relato, pero pienso que a quien le gustó la primera también le gustará ésta.

4 comentarios:

loquemeahorro dijo...

No sé qué decirte, yo tengo miedito a otro libro de esta autora que no sea realmente bueno, es que yo soy de las que disfrutaron mucho La Fórmula, y sentí una gran decepción (y aburrimiento, no me lo terminé) con "Perfume de hielo".

Isi dijo...

A mí me pasa como a Loque con Yoko Ogawa, y es que encima he leído otra novela corta suya que no me gustó demasiado, La residencia de estudiantes, y creo que con La piscina me pasará igual.
Prefiero las novelas "más largas" suyas, porque al final estas cortitas me parecen experimentos, como si no estuvieran terminadas todavía.
La niña que iba en hipopótamo a la escuela también es una historia preciosa, por si quieres repetir.

maribel dijo...

Hola xGaztelu me llevo una sorpresa al leer tanto tu reseña como los comentarios de Loque y de Isi, con las ganas que tenía de leer algo más de ella.
Leía hace tiempo sobre autores que no se sobreponen a un gran éxito en el comienzo de su carrera o que son recordados unicamente por un título, ¿será el caso de La Formula del Profesor?
Mi queja suele estar en que las traducciones siempre obedecen a las obras más "logradas", premiadas.., y luego nos llegan las precedentes, con el consiguiente chasco. Ejemplos: Marai o Roth, que no por eso salen de mi lista de favoritos.

Y en cuanto a ensayos, eso me pasa con Nothomb, Auster o Murakami, algunas de sus obras "pequeñas" están contenidas en las "grandes"

Vengo poco, pero como me enrollo cuando vengo...
Un abrazo ;-)

xGaztelu dijo...

LOQUE, ISI, realmente buenísimo no es: LA PISCINA es un relato más o menos sugerente, pero no estupendo y mucho menos excepcional: yo no he leído PERFUME DE HIELO ni LA RESIDENCIA DE ESTUDIANTES, pero si ya os habéis estampado una vez con la autora, vosotras veréis si volvéis a picar. En cualquier caso, me apunto lo de la niña y el hipopótamo, para el futuro: gracias por la pista.

MARIBEL, completamente de acuerdo con lo que dices del orden de traducción: muchas veces leemos primero lo mejor de un autor, y el resto ya nunca nos llena del todo, nos parece flojo y banal. A mi últimamente me ha pasado con IRENE NEMIROVSKY: SUITE FRACESA me pareció magnífica, pero el resto ya no me dice mucho. Con SANDOR MARAI me pasa como a ti: EL ÚLTIMO ENCUNETRO me encantó, y el resto me parece todo igual (hasta le punto que ya no leo lo que se publica suyo: me cansa ...).

xG