martes, 26 de junio de 2012

JARDÍN DEL PRÍNCIPE DE ANGLONA, en la PLAZA DE LA PAJA de MADRID

La PLAZA DE LA PAJA es un espacio poco regular, alargado y en cuesta, que tiene dos lados cortos y otros dos frentes largos. Uno de los lados cortos -en la parte más alta del conjunto- está ocupado por LA CAPILLA DEL OBISPO. Enfrente, y a una cota más baja, el segundo lado corto lo ocupa el JARDÍN DEL PRÍNCIPE DE ANGLONA: otro de esos jardines madrileños que vale la pena conocer. Pequeño y muy recogido, es un buen ejemplo de jardín histórico urbano. En esta entrada me limito a transcribir lo que señala la placa que el visitante se encuentra a la entrada del recinto, tal y como está (una redacción … opinable, como todas):

MEMORIA HISTÓRICA DE LOS JARDINES DEL PRÍNCIPE ANGLONA

1750 – Se le denomina como “sitio sin labrar”

1761 – Diseño del Jardín realizado por Chalmandrier

El Jardín estuvo ubicado en el casco histórico de Madrid. Tuvo su origen vinculado a la Casa Palacio, la cual a lo largo de la historia tuvo ilustres propietarios. Entre ellos cabe destacar por su importancia la XI Conde de Benavente, Antonio Alfonso Pimentel y Herrera Ponce de león, que obtuvo la propiedad por matrimonio con Isabel Francisca de Benavides, hija de los Marqueses de Javalquinto y Villareal.

En 1802, se realiza en el Palacio una gran transformación con motivo de la adecuación de este para ser la residencia, tras su boda, del XI Marqués de Peñafiel, primogénito de la Casa de Osuna, con María Francisca Beaufort y Toledo. Esto le dará su imagen definitiva, que perdurará hasta nuestros días. El marqués posteriormente es nombrado X Duque de Osuna, por lo cual abandona la casa, que pasa a su hermano Pedro de Alcántara Téllez-Girón, Príncipe de Anglona y Marqués de Javalquinto; Teniente General de los Reales Ejércitos.

En 1872 el Marqués de la Romana compra la casa al heredero del Príncipe Anglona.

El Jardín tal y como lo encontramos hoy fue un encargo de los Marqueses de la Romana a J. De Winthuysen en 1920, Pintor y Diseñador de Jardines.

De 1940 a 1978 la Casa-Palacio es alquilada por el Ayuntamiento de Madrid y se convierte en dependencias de la “Sección de Estadística y Empadronamiento”.

En 1978 pasa a titularidad municipal.

En 2002 se abre al público.



7 comentarios:

teresa dijo...

No hace mucho, en uno de los paseos que hago por ese Madrid antiguo, pasé por estos jardines. Ya la Plaza de la Paja me gusta un montó y estos jardines son preciosos.
Un saludo
Teresa

Anónimo dijo...

Veo que has estado en la exposición de Hopper. A esta si que habrá que ir.

Varenka

xGaztelu dijo...

TERESA, ¿verdad que siendo tan poca cosa -porque el jardín es "enano"- resulta muy interesante? Para los que pasamos por allí de vez en cuando son una curiosidad, pero supongo que para los vecinos de la zona, que los usarán, serán muy gratos.

VARENKA, la verdad es que aún no he ido, ni a HOPPER ni a RAFAEL, pero tengo muchas ganas, y planes ya previstos para ir. Sí he estado en la de KIRCHNER: es interesantísima. Supongo que cuando haya visitado las tres diré algo en selecciónARTE.

xG

maribel dijo...

Qué bien XGaztlu que hayas dedicado una entrada a este entrañable rincón. Nosotros lo descubrimos en un encuentro Nomaders, y desde entonces tanto el jardín como la Plaza de la Paja está entre nuestros favoritos. La belleza de lo pequeño,las fotos preciosas. Me parece un lugar donde se respira calma.
Recuerdo la placa, ¿me parece a mí, o el que escribe tiene vocación de notario? ;-)
El Guisante Verde Project

xGaztelu dijo...

MARIBEL, es exactamente como dices: "se respira calma". La impresión que da es que uno cambia de mundo al pasar la puerta, hay una diferencia fuera/dentro muy importante. Y, a la vez, está esa ventana en la tapia (en la zona del fondo, aunque ahora quede junto a la puerta de acceso), que se abre hacia la plaza y que relaciona un espacio con el otro, lo privado se asoma hacia lo público: interesantísima. Un sitio que vale la pena conocer.

xG

lammermoor dijo...

A ver si lo puedo descubrir en mi próxima visita a Madrid -Será en agosto y ya estoy pasando calor solo de pensarlo ;)
Entre exposición y exposición -que es el motivo del viaje- estaría bien hacer un pequeño receso en un lugar tan agradable.

xGaztelu dijo...

LAMMERMOOR, si tienes ocasión no dejes de acercarte: quizá agosto no sea el mejor momento, pero el sitio (toda la zona: seguro que ya la conoces) vale la pena. Supongo que las expos son HOPPER + RAFAEL, pero si te queda tiempo acércate también a KIRCHNER: interesantísima!

xG