lunes, 21 de mayo de 2012

LA QUINTA DEL DUQUE DEL ARCO en EL PARDO, MADRID



Aquí está otro de los bocetos de entrada sobre parques madrileños. Se trata de la QUINTA DEL DUQUE DEL ARCO, también conocida como la QUINTA DEL PARDO: un jardín interesante, en el que se ha hecho un importante esfuerzo de restauración y conservación.

HISTORIA. Don ALONSO FERNÁNDEZ MANRIQUE, Duque del Arco y Montero Mayor de Felipe V compra la finca de VALRODRIGO en 1717 y construye la QUINTA y los jardines. Tras la muerte del Duque, su viuda cede la propiedad al rey (que la incorpora al Real Sitio del Pardo en 1745). Usado desde entonces por los reyes de España (y el Gobierno) como residencia puntual y sede para recepciones. Es declarado Monumento Nacional en 1935. Durante la Guerra Civil sufre daños severos. En 1971 se incendia, y a continuación se restaura. En la actualidad, espacio para eventos.


EL EDIFICIO. De trazas similares al PALACIO DE LA ZARZUELA, consta fundamentalmente de una única planta principal, aunque el basamento y el bajocubierta también son vivideros.



EL JARDÍN. Se construyen hacia 1725. Diseñador: ¿MARCHAND o TRUCHET? seguramente el segundo. Relación con los jardines del PALACIO DE LA GRANJA. Estilo francés/italiano. Una hectárea repartida en cuatro terrazas. La terraza superior se cierra con un muro de contención en forma de exedra y tiene un estanque de buenas dimensiones; el resto de las terrazas están resueltas con setos de boj formando figuras geométricas, y fuentes sencillas. Entre la segunda y la tercera terraza hay una fuente-cascada con rocalla (más diferencia de cota). Existe un eje principal que recorre longitudinalmente las cuatro terrazas, en el que plantaron (reinaba entonces Amadeo de Saboya) dos grandes coniferas que destrozan la perspectiva: ¡árboles espectaculares completamente fuera de sitio! (existen otros dos ejemplares fuera del eje). Sorprende la poca relación entre la QUINTA (el palacio) y el jardín: parecen simplemente yuxtapuestos. En los alrededores, olivos y vides.




VALORACIÓN. Indudable interés histórico. Un sitio para descubrir: el entorno del MONTE DEL PARDO es una delicia, y LA QUINTA un tesorito que vale la pena conocer. Eso sí, sin esperar muchísimo: moderar expectativas. Es un sito pequeño y con poca oferta, pero grato para pasear un rato y después acercarse al PARDO, donde hay más cosas que ver/hacer: Palacio, Cristo, buenos platos de caza … Las vistas de Cuatro Torres Business Area.
 

3 comentarios:

maribel dijo...

Hola xGaztelu vengo a darte las gracias.

Por esta serie de los parques, que va engrosando mis pendientes en Madrid. Por la forma didáctica en la que lo haces (siempre tengo en cuenta tus consejos: "moderar expectativas") y en especial porque gracias a tus notas disfruto el doble: yo visito a mi manera, recuerdo que tu has escrito sobre ello y vuelvo para cotejar versiones!!

En este caso, el paralelismo con La Granja y la cercanía de El Pardo, que se me escapa hace mucho, hace que me atraiga La Quinta del Duque del Arco...inevitable rememorar las Quintas portuguesas...

(¿no he venido a tu blog desde hace un mes?¿o es que la nave nodriza hace de las suyas?... Ah, ya recuerdo, Blogger lo pone fácil, con las palabrejas de marras, y este nuevo cuadro de comentarios que cuando ves la vista previa, se sale de los margenes ufff... :-((
Un abrazo ;-)
El Guisante Verde Project

Carol dijo...

Es una de mis eternas visitas pendientes en Madrid, pero tengo entendido que para visitar el palacio del Pardo hay que concertar cita antes ¿no? Otro problema es que no tengo coche y eso me echa un poco para atrás, pero el parque se ve muy bonito y ahora que empieza a hacer buen tiempo puede ser un buen plan. Un abrazo

xGaztelu dijo...

MARIBEL, la QUINTA es un sitio interesante por su historia y grato para visitar, pero es pequeño: se pasea enseguida. Y sobre lo que dices al final, que sepas que a mi me está pasando "tres cuartos de lo mismo": tengo abandonados los blogs amigos, y no tengo excusa, o no mucha: es verdad blogger funciona mal, y es verdad que ando justo de tiempo para ver a diario todo lo que me gustaría (aunque no dejo de leer en reader lo que publicáis unos y otros no me da la vida para comentar) ... pero también es verdad que estoy vago!

CAROL, yo no recuerdo que sea necesaria cita previa para visitar el Palacio del Pardo: estuve hace más o menos un año sin problemas. Lo que no se visita (o al menos yo no lo he intentado) es la QUINTA: el edificio está cerradísimo. Lo del coche, en cambio, sí es una dificultad más seria ... pero si puedes organizarte, vale la pena la doble visita QUINTA/PARDO.

xG