viernes, 2 de diciembre de 2011

OTRA VEZ LOS TEATROS DEL CANAL, de JUAN NAVARRO BALDEWEG, ARQUITECTO

El domingo pasado los responsables de los TEATROS DEL CANAL organizaron TEMPOLISZT, una jornada de puertas abiertas dedicadas al músico húngaro FRANZ LISZT. Me enteré casi de rebote, por un comentario en el despacho, y pensé que era una buena ocasión para ver los TEATROS por dentro (alguno pensará que qué falta sensibilidad: 12 horas de música ininterrumpida y yo pensando en piedras … No le faltará razón: por desgracia -y lo digo de verdad: me da mucha pena- sé mucho menos de música clásica de lo que me gustaría, y desde luego mucho menos que de arquitectura). Ya habíamos hablado en selecciónARTE de los TEATROS DEL CANAL, de JUAN NAVARRO BALDEWEG, y en aquella ocasión explicaba que cuando fui por primera vez no llegué a ver el interior. Así que, cámara en mano, el domingo a primera hora de la tarde salí para allá. Muy bien, una grata visita. Primero, muy bien TEMPOLISZT, una jornada completísima en la que disfruté –de verdad- de varios mini-conciertos de piano. Y bien también el interior del edificio: las circulaciones, las relaciones espaciales, los acabados, la luz y los materiales están conseguidos. Es verdad que es un edificio pequeño, y eso se nota: todo resulta un poco justo, falta amplitud, y se echa de menos algún espacio más generoso propio de este tipo de usos; pero eso es un condicionante de proyecto (supongo que el suelo que había era el que había, y no se pudo ganar más), que además se resuelve con acierto. Quizá lo que me pareció más flojo son los muros ciegos del cerramiento exterior: los lucernarios superiores no consiguen meter suficiente luz, y el resultado es pesado e insulso. Seguramente no hubiera venido mal algo más del color exterior en el interior, alguna referencia al rojo y al negro de fuera que les diera carácter e interés (el color se reserva para las salas principales: la sala verde y la sala roja). Pienso que el edificio de los TEATROS DEL CANAL no es el no-va-más, pero sin duda es un edificio de calidad. Me volvieron a venir a la cabeza algunas imágenes y mecanismos de proyecto del gran ALVAR AALTO, al que ya cité en la entrada anterior (por desgracia aún no conozco en directo la obra del Finlandés –únicamente he visto un edificio suyo en Uppsala que no me entusiasmó- pero no pierdo la esperanza).

Aquí dejo más fotografías, por si a alguno le interesa darse un paseo por el interior de los TEATROS DEL CANAL.

5 comentarios:

luzdemercurio dijo...

Sí, muy bien encontrada la referencia a Alvar Aalto, realmente tiene cierto parecido.

El edificio está bien, pero tampoco destaca por nada en particular, es bastante "soso" una característica que, en mi opinión tienen todos o la mayoría de sus edificios. Navarro no se anda con cosas demasiado complejas sino que opta por algo más "para todos los públicos".

Un saludo

xGaztelu dijo...

LUZDEMERCURIO, bienvenido a selecciónARTE. Como dices, es un edificio que está bien, sin mucho más. Yo lo calificaría -sobre todo el interior- de monótono, que en el fondo es lo mismo que tu "soso". En cambio, creo que no todas las obras de NB son así: hay algunas mucho, muchísimo más sutiles (aún no he visto el museo de Burgos ...).

Repasando LUZ DE MERCURIO veo que me tienes en tu lista de blogs: gracias (y también veo que vives en París ¡qué ciudad, qué suerte!).

xG

maribel dijo...

Hola Gaztelu, me ha gustado mucho pasearme por tu galería de fotos para buscar diferencias, ya que, a primera vista...encuentro parecidos sospechosos (jejeje) con otros edificios como el Palacio Euskalduna (entradas de luz natural, cristaleras, disposición de algunos pasillos....) y también con el nuevo edificio dedicado al palacio de la música en Amsterdam (no recuerdo el nombre), se que se debe en parte a mi desconocimiento, tu tienes más claras las influencias entre escuelas arquitectónicas, pero también a una teoría de marketing de ciudades que parecen compartir muchas de las especificaciones de las nuevas "catedrales" ...tanto es así, que a veces, veo en TV un acto y me parece ver la misma sala de conciertos...

Por cierto, a mi me pasa igual y aprovecho todos los años el finde de Marzo de Musica Musika para acudir a aprender algo más , 60 conciertos dan para todo, disfrutar de los clásicos y ver el edificio, El Euskalduna (ahora en obras de ampliación, ufff!) lo merece.

(Creo que la nave nodriza me va a poner como spam,jijijii)
;-)

Julio - casas en venta dijo...

wow que estructura tan impresionante la verdad es que me encanta...

xGaztelu dijo...

Es verdad lo que dices, MARIBEL: por desgracia, ahora mucha arquitectura se entiende como bien de consumo que debe estar “a la moda”, que debe ajustarse a uno cánones que lo único que consiguen es mimetizar y homogeneizar los edificios, haciendo que pierdan mucho interés. Aunque por otro lado, también es razonable que usos similares den soluciones similares. Y precisamente ahí está parte de la genialidad del arquitecto: usar los tipos sin caer en los tópicos. En el caso de los TEATROS DEL CANAL, me parece que NB es correcto sin ser emocionante.

Gracias JUAN.

xG