martes, 13 de diciembre de 2011

EL HERMITAGE EN EL PRADO


El pasado día 6 fui a ver la exposición EL HERMITAGE EN EL PRADO; no me parecía el día más adecuado (supuse que estaría como el Ganges), pero como era la segunda vez que me invitaban no quise decir que no. La verdad es que había gente, mucha gente, pero la exposición se podía ver con relativa tranquilidad: a medida que íbamos avanzando por las salas los visitantes se iban diluyendo de manera misteriosa.

EL HERMITAGE EN EL PRADO me ha parecido una exposición interesante y que no hay que perderse. Aunque, en mi opinión, hay que ir no tanto –o no sólo- para ver las obras que se ven (algunas son muy buenas, aunque seguramente lo mejor se ha quedado en casa), como para darse cuenta del museazo que debe ser el HERMITAGE: una institución de primerísimo orden, completísima a pesar de las vueltas que le ha dado la vida (el primer capítulo del catálogo explica muy bien la creación y desarrollo del museo y sus colecciones). De lo que ahora se puede ver en Madrid me atrajeron especialmente las piezas de orfebrería, clásica (el oro de los Escitas) y menos clásica (el florerito de FABERGÉ, sencillísimo, es impresionante); me llamaron poderosamente la atención el pequeño modelo del ÉXTASIS DE SANTA TERESA, de GIAN LORENZO BERNINI, y la MAGDALENA PENITENTE, de ANTONIO CANOVA; las vistas de SAN PETERSBURGO y de las estancias de los palacios que hay al comienzo me resultaron muy interesantes; algunas pinturas son sensacionales: SAN SEBASTIÁN de TIZIANO, un BODEGÓN de ANTONIO PEREDA, o el RETRATO DE HOMBRE de FRANS HALS, por ejemplo. Pero contra todo pronóstico el cuadro que más impresión me causó fue COMPOSICIÓN VI, de VASILY KANDINSKY, que está al final del recorrido: espectacular.

Disfruté mucho en la exposición, la recorrí despacio, valoré lo que debió ser la corte de Pedro I el Grande y de Catalina II … Pero sobre todo acabé con una ganas tremendas, casi necesidad, de ir cuanto antes a SAN PETERSBURGO!

Y para acabar, una sugenrencia: con motivo de EL HERMITAGE EN EL PRADO y del año ESPAÑA-RUSIA, el PRADO ha traído del MUSEO PUSHKIN de MOSCÚ un cuadro de PICASSO sensacional: LA ACRÓBATA DE LA BOLA. Que nadie se lo pierda.

14 comentarios:

loquemeahorro dijo...

Qué bueno lo del Ganges, yo si no he ido todavía, es precisamente por lo del río sagrado, pero creo que ya va siendo hora de sacar la entrada y luchar contra los elementos si hace falta.

O sea que el Picasso está como obra invitada, fuera de la expo ¿no?

San Petesburgo... pues sí, no estaría nada mal.

Elena Rius dijo...

Gracias por esta entrada, así voy orientada para mi visita la semana próxima. Claro que lo que me gustaría es ir a San Petersburgo, pero por ahora habrá que conformarse con esto. Nos lo tomaremos como un aperitivo, en espera de tiempos mejores...

lammermoor dijo...

Si no hay contraorden la veré a mediados de enero (haré un maratón expositivo) Estuve en Madrid este fin de semana y a puntito de acercarme al Prado a ver la obra invitada pero al final no lo hice. A cambio fuí a ver la expo de Delacroix, que me encantó.
¿No has ido a verla?

P.D: a mí tambien me encantaría lo de San Petesburgo.

xGaztelu dijo...

LOQUE, lo de la gente me daba una pereza enorme, pero al final no fue para tanto. Y sí, el PICASSO está fuera de la expo, en el Edificio Villanueva: a mi me encantó.

ELENA, pienso que te gustará, todo es interesante: los grandes Maestros y los no tan grandes ... Ya nos contarás. Y a ver si llegan esos tiempos mejores! La ciudad debe ser espectacular, pero como dices por ahora nos conformamos con lo que hay en el PRADO.

LAMMERMOOR, sí he visto DELACROIX: sus cuadros nunca me han entusiasmado (demasiado "romántico" para mi), pero es muy interesante ver como se adelanta a su tiempo y es precursor de los impresionistas. También he visto YSL en MAPFRE: no entiendo mucho de moda, pero hay que reconocer que debía ser un genio. Y tengo pendientes la de Toisón de Oro que hay en la Carlos de Amberes, y la de Arquitecturas Pintadas en Thyssen/CajaMadrid: las dos me apetecen mucho ...

xG

maribel dijo...

Hola Gaztelu, mis notas sobre la expo del Hermitage parecen estar inspiradas en tus impresiones, jejeje. Hemos estado en lunes, nada más abrir, con entrada previa via internet, y nada de agobios, se disfruta de las piezas.
(Loque esta vez ha sido una amiga la encargada..., y casi a traición ya que teníamos una agenda...)

Coincido contigo,aún más después de ver el video en la web del Prado, donde vemos como lucen las obras del museo madrileño en las salas rusas.
Tiene que haber sido apasionante la negociación para el prestamo de obras. -Te mando el Caravaggio, mira que sólo tengo este,
- yo te envío este Goya...

Interesante, y te deja con las ganas. Fantásticas las manufacturas chinas, ese azul del Fabergé, los tesoros de los escitas...
Vamos, que hay que ir a San Petersburgo!


Como Lammermoor hemos disfrutado con Delacroix, que tal vez sea un poco melodramático, pero sus dibujos, bocetos y trabajos preparatorios merecen el tiempo invertido.

Ya va siendo hora de reunir de nuevo a los BIB´S en torno a una expo, aunque de momento nos conformamos con comentarlas aquí.

Ah!, y gracias por mostrar el Picasso..no lo vimos. ¿Por qué será que me trae ecos, paleta, figuras de Arteta, un pintor vasco? , ¿te vienes, os venis, al BBAA de Bilbao a comparar?
Un abrazo ;-)

loquemeahorro dijo...

A mí la de Delacroix, ni fu ni fa, no es un autor que me fascine, la verdad.

Ayer me pasé por la de YSL, aunque entre nosotros, porque era la única que estaba abierta a esas horas y pasaba por ahí.

Me sorprendió que ciertas cosas me entusiasmaran, y otras me produjeran un rechazo enorme.

Pero sí que me admiró que no se pusiera límites en su creación.

Por cierto, menudo viaje temporal, me parecía estar viendo una fiesta "de largo" de los 70/80, todo el rato.

xGaztelu dijo...

MARIBEL, no me tientes, no me tientes! La verdad es que me encantaría ir a ver vuestro Museo (Bilbao revisited ...), pero por ahora no será posible: vamos a dejar que llegue la primavera, que puede aligerar un poco la carga de trabajo. Y quien sabe: podemos vernos en Bilbao, o en San Petersburgo: eso sí que sería un plan BIB!

LOQUE, yo tampoco sabría qué decir de YSL: me interesó el proceso creativo (los dibujos del sótano), me llamó la atención el cuidado del detalle, algunos modelos me parecieron valientes y con idea detrás, otros en cambio eran como disfraces de feria (de feria de lujo, eso sí!) ... pero no conecté muchísimo.

xG

Elena Rius dijo...

Gaztelu, tras la visita al Hermitage en el Prado, coincido plenamente con tus observaciones. Una verdadera lástima que no mandasen más obras (eché de menos algún huevo de Fabergé, sobre todo tras ver ese maravilloso ramo de acianos), aunque ya sabemos lo que les cuesta a los grandes museos prescindir de sus estrellas.
No pudimos ver "El acróbata de la bola", porque siendo lunes el resto del museo no estaba abierto, pero sí en cambio "La fiesta del vino de San Martín" de Brueghel, que valió la pena.

xGaztelu dijo...

ELENA, me alegra que coincidamos; que sepas que pensé exactamente lo mismo que tú: qué bien hubiera venido poder ver algún huevo de FABERGÉ! La verdad es que no recuerdo haber visto ninguno "en directo", y me hacía ilusión. Y lo de BRUEGEL me da envidia, porque tengo muchas ganas de ver ese cuadro: estoy seguro de que –como dices- vale la pena (tengo la suerte de tenerlo cerca: no creo que tarde mucho en ir, aunque quizá deje pasar las fiestas para evitar aglomeraciones …).

xG

Anónimo dijo...

vendo una entrada para el día 24 de febrero con audioguia

lammermoor dijo...

Copio el comentario que dejé en la entrada de los guisantes:

Ya he visto la exposición (y alguna nuca). Sobre todo lo que te impresiona (o a mí) es la suntuosidad y el esplendor de la corte rusa; la personalidad de Catalina la Grande _ya he tomado nota del libro sobre ella- y lo completo de la colección; como se esmeraron en abarcar todas las etapas de la historia del arte.

El esbozo del Extasis de Santa Teresa es impresionante y también la Magdalena penitente. El florero de Fabergé; una auténtica exquisitez y ... Bueno, sales de allí diciendo tengo que ir a San Petesburgo (y también a Amsterdam y a Ferrara.

Me acordé también de un libro que leí hace tiempo sobre el destino de la habitación de ambar (era un estudio de Catherine Scott-Clark y Adrian Levy:La cámara de ambar.)

xGaztelu dijo...

LAMMERMOOR, como dices, llama poderosamente la atención lo completa que es la colección: qué museo! Y no sabía de la existencia de la cámara de ámbar: acabo de descubrirla por tu comentario, y por lo poco que dice Wikipedia: gracias por la pista ...

xG

loquemeahorro dijo...

¿Tú sabes eso que dice la gente de "para ver estas exposiciones hay que cogerse un día de vacaciones entre semana, e ir a las 11 de la mañana"?

Yo me cogí el jueves pasado de vacaciones y fui (con mi entrada) a las 11 de la mañana.

Estaba como el Ganges.

Demasiada gente para poder apreciar la joyería, los cuadros mejor, pero seguía siendo difícil de apreciar.

¡Un viaje a San Petesburgo, ya!

xGaztelu dijo...

Cachis la mar, LOQUE, qué mala suerte! Es que los madrileños estamos de un cultural que asusta, y encima en una expo con piezas pequeñas ... Además, perder así un día de vacaciones, duele!

xG