domingo, 31 de enero de 2010

CABECERA DE ENERO DE 2010: TINTÍN en el TÍBET


Durante el mes de enero de 2010 la cabecera de selecciónARTE ha sido una viñeta de TINTÍN en el TÍBET, de GEORGES PROSPER REMÍ, conocido como HERGÉ. TINTÍN en el TÍBET es la vigésima aventura del reportero, y se publicó primero seriada en la revista semanal LE JOURNAL DE TINTIN entre septiembre de 1958 y noviembre de 1959, y como álbum de la EDITORIAL CASTERMAN en 1960 (en España se publica en 1962).

Desde siempre me han gustado LAS AVENTURAS DE TINTÍN: las historias, suficientemente sencillas para que un niño pueda seguirlas y suficientemente ricas para que a un adulto no se le caigan de las manos, son siempre entretenidas y creíbles (bueno, más o menos creíbles: lo de ir a la luna ...). Los dibujos, realizados con la técnica de la LÍNEA CLARA (realmente LÍNEA CLARA se refiere a todo el concepto gráfico, pero no nos liemos) resultan magníficos: colores planos, líneas homogéneas y continuas, minuciosidad y atención en los detalles, son características que consiguen una excelente claridad y calidad visual. Las viñetas rectangulares, ordenadas habitualmente en el mismo sentido (de izquierda a derecha y de arriba abajo) permiten una lectura sencilla y de fácil comprensión.

Mi infancia estuvo llena de sus aventuras: TINTÍN, MILÚ, el CAPITÁN HADDOCK, TORNASOL, HERNÁNDEZ Y FERNÁNDEZ, NESTOR y el resto de los personajes estaban frecuentemente en mi cabeza (por donde también andaban ASTERIX y OBELIX, todo sea dicho).

TINTÍN en el TÍBET arranca cuando TINTÍN y el CAPITÁN HADDOCK salen en busca de TCHANG, a quien conocieron en EL LOTO AZUL: mientras TCHANG vuela desde Hong-Kong a Londres, su avión sufre un accidente en Nepal del que la prensa dice que no hay supervivientes; pero TINTÍN tiene la corazonada de que su amigo vive, y decide acudir en su ayuda. Viajan hasta Katmandú con escala en Nueva Delhi (el CAPINTÁN HADDOCK acaba subido en el lomo de una vaca sagrada) y desde allí TINTÍN y el CAPITÁN, con la ayuda del sherpa THARKEY y algunos porteadores, comienzan a explorar el macizo de Gosainthan, la zona del Himalaya donde ha caído el avión. Sin afán de ser exhaustivo, primero encuentran unas enormes y misteriosas huellas en la nieve que ponen en fuga a los porteadores; después encuentran los restos del fuselaje, y establecen allí un campamento; TINTÍN decide salir con MILÚ a reconocer el terreno: entran en una gruta donde descubren el nombre de TCHANG escrito sobre roca, y cuando intentan regresar a los restos del avión son sorprendidos por una gigantesca tormenta de nieve ...

Aquí dejo la página completa: si alguno no conoce la historia, quizá le pique la curiosidad de saber cómo sigue y cómo acaba.

14 comentarios:

lammermoor dijo...

Mi infancia también estuvo llena de sus aventuras. Asterix y Obelix llegaron más tarde.
Recuerdo especialmente, no se por qué motivo, El loto azul

loquemeahorro dijo...

¡Me encanta! Y sí, en mi infancia convivió con Astérix y Obélix. Probablemente (tengo mis dudas) "El centro de Ottokar" o "La Estrella Misteriosa" fueron los primeros libros que me leí.

Respecto a la línea clara, ya adolescente, cuando empecé a leer otros comics, me di cuenta de que me había acostumbrado de tal manera a ese estilo, que todos los demás me "costaban" mucho, necesitaba "volver a casa".
Y al revés, me he leído alguno que me aburría soberanamente solo porque era de línea clara.

No recordaba para nada el argumento de Tintín en el Tibet, aunque cuando a principio de mes me dijiste lo que pasaba en la página, recordé rápidamente el desenlace.

xGaztelu dijo...

Supongo, LAMMERMOOR, que recuerdas especialmente EL LOTO AZUL porque es francamente bueno: a mi me gusta mucho (la verdad es que casi todos me gustan mucho ...).

LOQUE, a mi me pasa lo mismo: nuca he sido capaz de disfrutar con esos cómics en B&W abigarrados y desordenados, y creo que la “culpa” la tiene TINTÍN. EL CETRO DE OTTOKAR también es sensacional, otra joyita.

xG

julio querol cañas dijo...

Hola, despues de leer la entrada y los comentario precedentes, dire que el personage de las revistas infantiles el preferido mio siempre fue Pumby.

Era tan simpatico, tan bonachon,que solo con ver su imagen me hacia gracia.

Saludos y saludos.

Mertxe dijo...

Yo leí El Loto Azul después de venir de China y me encantó.
Como ya comenté en un post del Guisante, leer estos cómics es una forma de preparar o completar el viaje.
Después de leer tu post, leeré Tintín en el Tíbet, quiero saber como acaba y además recordaré mi viaje a Nepal.

xGaztelu dijo...

JULIO, lo siento, no se qué decir: la verdad es que no recuerdo nada de Pumby, aunque acabo de mirar en google y efectivamente es un dibujo conocido ...

MERTXE, lo que dices me da envidia (me encantaría conocer China y Nepal) y a la vez me gusta, porque es verdad que las aventuras de TINTÍN están tan cuidadas que creo que aportan –a su nivel- como un libro de viajes (de los que hablaré muy pronto en selecciónARTE).

Un saludo a los dos,

xG

El Guisante Verde Project dijo...

Ale, pues voy a ser el raro... Asterix y Obelix son los reyes para mi. Tintín nunca me atrajo, no se exactamente a que se debía. Y eso que algunas de sus aventuras pasaron por mis manos.
Es ahora cuando aprecio todo lo que comentas, y le veo aspectos que antes no eran importantes, incluído el relacionado con los viajes. De hecho el único que tenemos es El Loto Azul, aunque próximamente caerá otro, jejeje.

Un saludo!

xGaztelu dijo...

Hombre, GUISANTE, raro raro, no: digamos que, por aquello del imperio romano, eres “el clásico” en el sentido más propio de la palabra. Asterix también es sensacional, quizá menos aventurero que Tintín y más aplicado al mamporro, pero con esos toques de humor que no tienen desperdicio y un dibujo de primera. ¿Recuerdas la cara de ira de Julio Cesar cuando está hablando en el senado y un pelma le interrumpe constantemente para hablar de las coles de Bruselas? ¿O a toda la irreductible aldea gala cantando a Obelix cumpleaños feliz mientras él arremete contra un montón de romanos? ... magistral!

xG

loquemeahorro dijo...

Mi "escena" favorita de Astérix es cuando en "El combate de los jefes" confunden a los legionarios camuflados con unos setos reales.
O en el mismo, el tema del búho que se enamora del árbol.
O los árboles que brotaban espontáneamente en La Residencia de los Dioses.

xGaztelu dijo...

Ya se ve, LOQUE, que lo tuyo va de árboles ... Realmente hay mil viñetas geniales en Asterix: ¿qué me dices de Cleopatra llegando “de incógnito” a ver el palacio que le está construyendo Numerobis? ...

xG

Alfaraz dijo...

TINTÍN, ese clásico.


.

Anónimo dijo...

Yo tambien me estoy leyendo este libro es super chulo

xGaztelu dijo...

ANÓNIMO, todo TINTÍN es increible, todos valen la pena, sí señor!

xG

xGaztelu dijo...

ANÓNIMO, todo TINTÍN es increible, todos valen la pena, sí señor!

xG