viernes, 11 de diciembre de 2009

UN HOMBRE EN LA OSCURIDAD, de PAUL AUSTER


Con un año de retraso he leído UN HOMBRE EN LA OSCURIDAD que, según he visto en prensa hace pocos días, ya es la penúltima novela de PAUL AUSTER (acaba de publicar otra que se llama INVISIBLE). En alguna otra ocasión he comentado que soy bastante forofo de AUSTER, y he tardado en leer UN HOMBRE EN LA OSCURIDAD porque las referencias que tenía no eran muy allá. Efectivamente, esas referencias era bastante acertadas: UN HOMBRE EN LA OSCURIDAD no me ha parecido lo más, sino más bien lo de siempre, más de lo mismo y quizá en esta ocasión, más evidente. No cabe duda de que PAUL AUSTER escribe como quiere, magníficamente, y que sabe construir novelas como pocos. Yo he leído muy a gusto UN HOMBRE EN LA OSCURIDAD, sin sensación de pérdida de tiempo ni de engaño. Pero en esta ocasión creo que explota su facilidad y su éxito para presentarnos una obra correcta, como siempre, pero sencilla tirando a simple.

UN HOMBRE EN LA OSCURIDAD cuenta la historia de August Brill, un crítico literario de setenta y pocos años y viudo, que se está reponiendo de un accidente que le ha destrozado una pierna. Vive en la casa de su hija Miriam, a quien su marido abandonó hace unos años, y donde también está viviendo Katya, hija de Miriam y nieta de August, que acaba de perder a Titus, su novio (se ha muerto ...). August no consigue conciliar el sueño por las noches, y para ocupar esa vigilia se va inventando una historia, la de Owen Brick: un individuo que sin saber cómo aparece en un agujero en medio de unos Estados Unidos en guerra civil, y a quien le asignan una misión singular: matar al causante de la guerra, un caballero que no puede dormir y que en su cabeza imagina la guerra que está sucediendo: con su muerte se acabará la guerra. Es elemental darse cuenta de por dónde van los tiros: el personaje que tiene que acabar con su autor (un tema singular que, por cierto, leo en dos libros seguidos ... ¡qué casualidad!). PAUL AUSTER va intercalando lo que le pasa a Owen Brick con lo que realmente le pasa a August Brill y a las personas de su entorno, vivas (Miriam y Katya), o muertas (su hermana, su cuñado ...). A mitad de texto la aventura de Owen da paso a la propia historia de August y de Sonia, su mujer: él mismo se la cuenta a Katya, de noche y con el cuarto a oscuras, por supuesto. Y finalmente es la historia de Katya la que cobra fuerza para rematar la novela.

Como es fácil de entender leyendo el argumento que acabo de contar, UN HOMBRE EN LA OSCURIDAD abunda en los temas habituales de AUSTER: historias dentro de historias (dentro de sueños, dentro de películas de cine, dentro de libros), historias que se reflejan unas a otras, historias paralelas, desorientación, azar y casualidad ... todo, como siempre, envuelto en un lenguaje correctísimo y una narración muy muy amena. Pero en este caso me parece que todo es demasiado evidente, se ven mucho los resortes, no hay sorpresas. Eso no quiere decir que sea mala: simplemente que no es tan buena como otras. Una novela correcta, o mejor, otra novela de PAUL AUSTER.

Además, está el discurso/fábula político sobre la guerra de Irak. En la ficción de Owen Brick el atentado del 11 de septiembre no ha sucedido ni hay guerra en Irak (la hay en el propio suelo patrio), pero en la realidad de August y Katya la guerra de Irak tiene un valor singular. No sé si en los Estados Unidos UN HOMBRE EN LA OSCURIDAD, como alegato contra la guerra, tuvo peso y sentido. Yo, desde aquí, lo he encontrado simplón (no se razonan las cosas sino que se atacan desde lo sentimental), aunque me parece muy bien que cada uno exprese sus ideas como mejor sabe hacerlo: PAUL AUSTER, escribiendo.

8 comentarios:

lammermoor dijo...

Como ya expliqué en una entrada, las razones por las que me gusta Paul Auster son puramente emocionales.
Cuando leí El libro de las ilusiones ya encontré una cierta repetición (y eso que no leí demasiado Auster o quizás no sus mejores obras) aún así, me gustó.
En cuanto a este libro; tras el intento fallido de Viajes por el Scriptorium (que abandoné casi al principio) pues me gustó.
Leí alguna crítica de su nuevo libro: Invisible y la verdad es que no lo ponen demasiado bien.

xGaztelu dijo...

LAMMERMOOR yo también he visto alguna crítica regular de INVISIBLE: ya veremos cuándo la ataco ... No he leído VIAJES POR EL SCRIPTORIUM, así que no puedo opinar; en cambio EL LIBRO DE LAS ILUSIONES sí me gustó.

Voy a buscar tu entrada sobre AUSTER.

xG

maribel dijo...

Hola xGaztelu
otra coincidencia más en aficiones, con Auster esta vez.
gracias por refrescarme la memoria, lo leí de la biblio (debía yo preveer que no era digno de compra) y no recordaba mucho.
Lo cierto es que leyendo tu reseña me vienen a la memoria algunas de las cosas que pensé: Auster se hace mayor, tiene necesidad de congraciarse con las mujeres de su vida, sigue buscando una catarsis sobre el 11-S después de la inusualmente "optimista"Brooklyn Follies".
Hay autores a los que llevo leyendo antes de ser premiados, como es el caso de Auster o Pamuk y siempre me pregunto, ¿baja la calidad, aumentan nuestras expectativas, exigimos mucho más, conocemos debilidades..?
A veces siento envidia de quienes leen a uno de mis favoritos por primera vez, por eso lo intentaré de nuevo con su último libro.
(Viajes por el scriptorium me recuerda a una gala de estrellas de danza, le falta coherencia, historia.. pero uno va a verlos por lo que le gustó en su día un bailarin, una obra...)
Un abrazo ;-)

xGaztelu dijo...

MARIBEL, muy buenas. Yo, la verdad, no me oriento mucho por los premios: sin duda dan una pista de la calidad del premiado, pero hay siempre tal cantidad de intereses entorno a un premio que suelo tener cierta prevención. No creo que el flamante Príncipe de Asturias de AUSTER me haya llevado a exigirle más: simplemente el libro me ha parecido “un poco menos” que en otras ocasiones.

Me ha gustado tu sugerencia sobre los que leen por primera vez a uno de nuestros favoritos: esa sensación de estrenar un autor y descubrir que nos entusiasma. Dan envidia, es verdad. Me ha venido a la cabeza mi primer AUSTER, EL PALACIO DE LA LUNA: me encantó ...

xG

Isi dijo...

Bueno, como es de los primeros de Auster que he leído, a mí me gustó bastante, pero es que no he comparado con los que se suponen "mejores". Sólo me pareció un poco corto y que no me enganchaba tanto como el que más me ha gustado suyo, "El libro de las ilusiones".

Ahora con "Invisible" no sé si regalárselo a mi novio por Navidad, porque las reseñas que he leído no han sido muy alentadoras... ¡a ver si regalo un libro que es un tostón! :))

xGaztelu dijo...

ISI, a mi EL LIBRO DE LAS ILUSIONES también me pareció muy bueno. En cuanto al regalo, no sé qué tal será INVISIBLE: siendo AUSTER dudo que sea un tostón, pero más vale no arriesgar ...

xG

loquemeahorro dijo...

Mi larguísimo comentario ha sido abducido por la nave nodriza y me veo incapaz de repetirlo.

Buena entrada, en todo caso.

xGaztelu dijo...

Lástima, LOQUEMEAHORRO, porque seguro que sería interesante. Pero entiendo perfectamente que hecho el esfuerzo una vez, no es fácil volver al ataque ...

xG