miércoles, 20 de octubre de 2010

ROMA: CARAVAGGIO en la CAPILLA CERASI de SANTA MARÍA DEL POPOLO

El cardenal CERASI compró una capilla en la iglesia de SANTA MARÍA DEL POPOLO, a la izquierda del altar principal, para que sirviera como sepultura a su familia, y encargó a CARAVAGGIO dos lienzos para decorar los laterales –el martirio de San Pedro y la conversión de San Pablo- y uno a ANNIBALE CARRACCI –una Asunción- para el centro, sobre el altar.

Como pasa con el SAN MATEO Y EL ÁNGEL de la CAPILLA CONTARELLI, parece que las primeras versiones de las obras de MERISI no resultan adecuadas ni son las definitivas (no sabemos si por rechazo del que encarga, de sus herederos o del propio autor). La versión rechazada de LA CRUCIFIXIÓN DE SAN PEDRO no se conoce, pero podría ser el original perdido de LA CRUCIFIXIÓN DE SAN PEDRO, copia del de MERISI, que se encuentra en el ERMITAGE de San Petesburgo y se atribuye a LIONELLO SPADA; y la primera versión de LA CONVERSIÓN DE SAN PABLO la que está en la COLECCIÓN ODESCALCHI (no quiero engañar a nadie: no la conocía hasta que no he investigado un poco sobre los dos cuadros de CARAVAGGIO).


LA CRUCIFIXIÓN DE SAN PEDRO. Óleo sobre lienzo, 230 x 175. 1600/01. Iglesia de Santa María del Popolo, Roma.


LA CRUCIFIXIÓN DE SAN PEDRO. LIONELLO SPADA. Óleo sobre lienzo. 233 x 201. ¿?. Ermitage, San Petesburgo.

LA CONVERSIÓN DE SAN PABLO. Óleo sobre lienzo. 230 x 175. 1600/01. Iglesia de Santa María del Popolo, Roma.

LA CONVERSIÓN DE SAN PABLO. Óleo sobre tabla (madera de ciprés). 237 x 189. 1594/96. Colección Odescalchi Balbi di Piovera, Roma.

4 comentarios:

Carol dijo...

Otra iglesia que me dejó boquiabierta, en cualquier otro país entras a una iglesia y sí, está bien, pero es que en Roma, vayas a la que vayas te encuentras maravillas dignas de museo. Me está gustando mucho esta vuelta a Roma, q ganas tengo de volver!!

xGaztelu dijo...

CAROL, es una gran verdad lo de “dignas de museo”. Pero lo de Roma es todavía mucho mejor, precisamente porque no son museos: me parece que es interesantísimo ver las obras en el sitio para el que fueron hechas, contextualizadas. Y en los museos eso no se puede conseguir. Yo no soy de los que ataco sistemáticamente los museos por ser “almacenes de arte”: gracias a que existen museos podemos ver muchas cosas que, si no, quizá se habrían perdido o no estarían asequibles. Pero poder ver las obras de la Capilla CERASI (o las de la CONTARLLI, o la Virgen de Loreto en la iglesia de San Agustín …) y entender cómo las concibe CARAVAGGIO, es estupendo. Ahora, en el Prado, están intentando esa contextualización, y exponen las pinturas románicas en sus espacios “reconstruidos”, San Baudelio y Santa Cruz de Maderuelo: no es lo mismo, pero desde luego es un acierto.

xG

maribel dijo...

Totalmente de acuerdo XGaztelucon lo de ver la obra en contexto. (que pena no haber visto la expo de Girlandaio, snif!, la vida de Giovanna, objetos...)

La ciudad de Roma entera es un gran museo, al que siempre apetece escaparse, creo que vamos a recuperar el vuelo directo!

Estas dos de las iglesias gemelas de Santa Maria del Popolo, te obligan a pasar un buen rato buscando los focos de luz, las esforzadas posturas del San Pedro, que parece levantarse en un banco de abdominales, mientras el peso casi aplasta a la figura que está debajo... o la fuerza del caballo que parece va a patearnos a nosotros.

No recuerdo siquiera haber visto estos otros cuadros, buscaré entre los libros que tengo, mi memoria es visual y no los tengo registrados, es un placer que nos los compares.
El del Ermitage¿? me resulta más teatral y el de la col odescalchi muy abigarrado, pero siempre juzgamos con benevolencia los más conocidos a nuestra retina ¿por qué será?, las imágenes a fuerza de repetirse se hacen un hueco, y cada vez nos gustan más...

xGaztelu dijo...

MARIBEL, ya habrás recordado que los CARAVAGGIOs no están en las iglesias gemelas, sino en la tercera iglesia de la plaza, la situada junto a la puerta del Popolo y la subida la PINCIO; yo también las tuve un tiempo confundidas.

Sobre los originales y las copias de los cuadros de la Capilla CERASI no me queda más remedio que fiarme de los expertos, pero creo que hay algo más que puro acostumbramiento a unas obras y no a otras: cuando uno ve las definitivas –que tan poco tienen que ver con sus supuestos predecesores- cuesta creer que de un año al siguiente se produzca un cambio tan potente.

Y lo de las obras en su sitio daría para una tarde entera: interesantísimo ...

xG